El regreso de Miyazaki

nausicaa-do-vale-do-vento-002

NAUSICAÄ DEL VALLE DEL VIENTO
Kaze no tani no Naushika
Hayao Miyazaki, 1984

No podemos dejar de señalar que la recuperación para las pantallas españolas de Nausicäa del valle del viento (1984) coincida en salas con películas recientes como Donde viven los monstruos (Spikez Jonze), Fantástico Sr. Fox (Wes Anderson), Alicia en el País de las Maravillas (Tim Burton) o Avatar (James Cameron). No podemos dejar de señalarlo porque esta primeriza obra del universo animado de Hayao Miyazaki, realizada hace 25 años, también nos puede guiar estos días para vislumbrar algunas claves del manifiesto rechazo por la imagen realista que detentan los últimos trabajos de varios cineastas de peso dentro de la industria norteamericana. Más allá de que Miyazaki ya hubiera emprendido con El viaje de Chihiro (2001) un viaje al otro lado del espejo probablemente tan mitológico como el de la Alicia de Lewis Carroll, o que la fábula ecológica Avatar, con su propio animalario, pueda revelarse como un sucedáneo new-age del aliento moral por la preservación de las especies que recorre Nausicäa del valle…, lo cierto es que Tim Burton y James Cameron siempre han competido a su manera en la liga de la animación, de los universos fantásticos y las faunas mitológicas. Más sorprendente resulta este giro en el caso de Spike Jonze y Wes Anderson, autores que han trabajado tan pegados a la piel humana y a la interpelación de la psicología adulta que sus extraordinarias incursiones en el universo infantil no dejan de ofrecerse como síntoma de algún deseo o transformación. En la cultura del simulacro, en un mundo difícil de apresar, las imágenes que nos rodean son más huidizas que nunca.

Sigue leyendo

Mensajes cifrados

ad35c65c633ae9156cc5343c56690dd3

LA INVENCIÓN DE HUGO
Hugo
Martin Scorsese, 2011

Aunque no lo aparente, La invención de Hugo es una película en primera persona. Y no se parece a nada –absolutamente nada– que Martin Scorsese haya hecho antes. Es una película familiar –infantil, podríamos decir, en cuanto su tema es la infancia del cine– dirigida por el mismo cineasta que sembró los infiernos de Taxi Driver (1976) y Uno de los nuestros (1990). Es como si reemplazara el sentido de la violencia con el del asombro. Y al mismo tiempo es la película a la que cabalmente podía llegar el cinéfilo que dirige A Personal Journey Through American Movies (1995), Il mio viaggio in Italia (1999) y A Letter to Elia (2010). También procede del director que rescató a Jerry Lewis en los ochenta, pintó con el Technicolor de los treinta la primera parte de El aviador y replicó a Hitchcock en un anuncio de cava. Pero insisto: La invención de Hugo no se parece a nada que Scorsese haya hecho antes. Es la adaptación de una novela gráfica de Brian Selznick guionizada por John Logan. Pero es su película más personal.

Sigue leyendo

Alicia en el país de Tim Burton

alice_wonderland_still_2010_a_l

ALICIA EN EL PAÍS DE LAS MARAVILLAS
Alice in Wonderland
Tim Burton, 2010

El cineasta en el museo. Ahora que el MOMA ha dedicado a Tim Burton una monumental exposición, diremos que Alicia en el País de las Maravillas es la película de un artista institucionalizado. Pero no hacía falta que sus diseños colgaran de las paredes de un museo para llegar a semejante conclusión. La domesticación de Burton viene de lejos. El punto de inflexión podría ser Big Fish (2003), donde el diseño de producción aplastaba un meloso relato de amor milagroso. A partir de entonces, Burton parece haber establecido una marca distintiva que pasa por una determinada forma de “ilustrar” los reconocibles mundos de otros creadores. No hay mucha diferencia entre el barniz con que lustró su lectura de Roald Dahl en Charlie y la fábrica de chocolate (2005) o la obra musical Sweeney Todd (2007) y la clase de alquimia que Burton nos ofrece ahora en su versión de Alicia: traslada su poética visual a la creación de un parque temático que, en el caso de Alicia…, se asemeja demasiado al tráiler de un videojuego. Son todas ellas películas al servicio de la dirección artística. Por eso nos rendimos al hechizo del Gato Chesire recreado por Burton: la única magia del film viene servida por las caracterizaciones digitales de sus criaturas antropomórficas. El resto es tan efímero como la nube de humo que rodea a la maravillosa Oruga Azul.

Sigue leyendo

La insoportable densidad de los tiempos

darknight4

EL CABALLERO OSCURO: LA LEYENDA RENACE
The Dark Knight Rises
Christopher Nolan, 2012

I. Es casi obsceno tratar de poner en perspectiva las relaciones entre la película y lo que supuestamente ha generado (léase el asesinato masivo en un cine de Colorado). O más bien lo que ha acontecido a su alrededor. La atracción por el caos y las violentas psicopatías son tan viejas como indescifrables. Es curioso en cualquier caso que el cine de Christopher Nolan siempre haya hecho del caos y las psicopatías destructivas su fuente dramática fundamental, que haya articulado sus atrabiliarios juegos narrativos a partir de mentes desquiciadas, conductas magnánimas, almas torturadas. Y caos, mucho caos.

Sigue leyendo

Matt Reeves: “El cine es sobre todo empatía emocional”

Apes1
EL AMANECER DEL PLANETA DE LOS SIMIOS

The Dawn of the Planet of the Apes
Matt Reeves, 2014

Daba la sensación de que, tras la película de Tim Burton en 2001, cualquier intento de recuperar con ideas frescas la mitología de El planeta de los simios era una quimera. Pero el drama entre humanos y simios, a partir de la estrella simiesca César (Andy Serkis), que puso en escena El origen del planeta de los simios hace tres años revitalizó la serie. Sustituyendo a Rupert Wyatt para la secuela, El amanecer del planeta de los simios, se ha puesto detrás de la cámara Matt Reeves, conocido por realizar la versión americana de la fantastía vampírica Déjame entrar y sobre todo por dirigir la pieza de culto Cloverfield.

Sigue leyendo