Paréntesis (de esclavitud) junto al Río Rojo

12-years-a-slave-trailer

12 AÑOS DE ESCLAVITUD
12 Years of Slave
Steve McQueen, 2013

Once años, ocho meses y veintiséis días. Esos son los doce años a los que hace mención el título de la película del británico Steve McQueen, basado en las memorias de Solomon Northup, un hombre de raza negra, padre de familia y violinista, que como reza el subítulo de su testimonio, fue “secuestrado en Washington en 1841 y rescatado en 1853 de una plantación de algodón cerca del Río Rojo, en Louisiana”. Vendido como esclavo, su periplo de amo en amo y de humillación en humillación representa la crónica de los avatares de un individuo en el contexto de una nación esquizofrénica y naciente. El relato épico de Northup, que se publicó un año antes de La cabaña del tío Tom aunque nunca ha formado parte de la mitología literaria más reconocible de Estados Unidos, es el que concentra con una fuerza visceral 12 años de esclavitud en sus poco más de dos horas de metraje.

Sigue leyendo

En el corazón de la psique americana

J. EDGAR
J. Edgar
Clint Eastwood, 2011

Con las películas de Clint Eastwood podría formarse un gran mosaico de la historia norteamericana. Un mosaico que actuaría de sismógrafo ultrasensible de las tensiones y disensiones entre lo público y lo privado a lo largo de prácticamente toda la historia de Estados Unidos: desde la mitología fundacional del imperio (El fuera de la ley, 1976; Sin perdón, 1992) hasta la pulsión de muerte del tercer milenio (Million Dollar Baby, 2004; Más allá de la vida, 2010). Si con Gran Torino (2008), el cineasta parecía levantar acta testamentaria de lo que ha significado la persona y el personaje Eastwood en la gran pantalla y su incidencia en la cultura social, ahora con J. Edgar propone un recorrido por casi todos los periodos históricos que ha tratado en su cine a lo largo cuatro décadas. Eastwood entrega así, cuando alcanza los 81 años de edad, su película más ambiciosa y expansiva en el tiempo, un compendio de viñetas históricas del siglo XX en los rincones más oscuros de la política norteamericana —que se inicia en los atentados anarquistas de 1919 en Washington y termina en las escuchas ilegales que hundieron a Nixon—, al tiempo que una investigación de la psique (no menos oscura y perturbadora) de J. Edgar Hoover. O, lo que viene a ser lo mismo, la psique de América.

Sigue leyendo