El magnetismo de una gladiadora

Imagen

INDOMABLE
Haywire
Steven Soderbergh, 2011

En una secuencia impagable, al principio del filme, Mallory Kane (Gina Carano) toma prestado el coche de un cliente del diner donde acaba de despachar a un perseguidor. La escena propone una divertida inversión de sexos a partir de una secuencia muy típica en los filmes de acción: el héroe cool al volante del coche en fuga, mientras que el asiento del copolito lo ocupa la joven propietaria del vehículo, asustada y fascinada a partes iguales con su secuestrador. Hoy ya no nos sorprende que semejante cliché se ruede al revés, como hace Steven Soderbergh en Indomable. “No deberías pensar en ella como una mujer. Es un error”, advierte el personaje de Ewan McGregor en una línea de diálogo que parece dirigida al espectador. La intensidad de la debutante Gina Carano no se fabrica en la sala de edición. Es una fuerza de la naturaleza que corre, golpea, salta, dispara y mata mucho mejor de lo que jamás lo hicieron Uma Thurman o Angelina Jolie. Con ella en pantalla, Soderbergh mantiene planos de más de cinco segundos en una secuencia de acción montada sin apoyo musical. Carano puede aguantar eso y mucho más. Su magnetismo es el magnetismo del filme.

Puede argumentarse que el cine de Soderbergh tiene más interés cuando no se toma en serio. Es decir, que sus artefactos indies –Full Frontal (2002), Bubble (2005)…–, su saga Ocean’s (2004-2007) o películas como ¡El soplón! (2009) nos seducen más que las altas ambiciones de Traffic (2000), El buen alemán (2006), el díptico Che (2008) o Contagio (2011). Indomable entra en el primer grupo. Es una vieja historia de género que no oculta paralelismos con Jason Bourne –una espía-mercenaria descubre que es víctima de un complot contra su vida y convierte su fuga en un plan de venganza–, filmada con la media sonrisa en el rostro y la disposición de viajar con pequeñas cámaras por distintas ciudades del mundo (Barcelona, Dublín, Mallorca, Nueva York, Verazcruz, etc.) para entregar una convencional trama recorrida por una energía lúdica. Ahí están los tics de estilo de Soderbergh: saltos inopinados del color al blanco y negro, atmósferas sesenteras en un contexto contemporáneo, una larga persecución filmada como si fuera un sueño. Aparte de encapsular media trama en un flashback mientras Mallory cuenta su historia a su copiloto atemorizado (en quien Soderbergh desposita el punto de vista del espectador), no hay nada especialmente novedoso en el film. Excepto Gina Carano.

Imagen

Cuando reclutó a la culta y sofisticada Sasha Grey para encarnar a la prostituta de lujo de The Girlfriend Experience (2009), Soderbergh convirtió un rostro y un cuerpo fetiche del cine ‘porno-arty’ en una eventual estrella del indie-americano. En una jugada de inspiración similar, reivindicando los activos latentes de la subcultura, Soderberg encontró a Gina Carano en el popular reality show “American Gladiators”, donde la hoy protagonista de su action-movie era entonces una concursante que repartía tortas a mansalva. La poética de su cuerpo en movimiento, como una máquina fastuosa, y la disciplina y el rigor de su interpretación, se equilibran con la soltura y el desenfado con que afrontan sus papeles semi-funcionales las estrellas-macho del reparto (Michael Douglas, Evan McGregor, Michael Fassbender, Antonio Banderas y Channing Tatum). Abrazamos entonces el asombro de una luchadora profesional que se descubre una intérprete con carisma. Con todo el carisma, al menos, que requiere una película tan traviesa como esta.

Imagen

– Publicado originalmente en el núm. 3 de Caimán. Cuadernos de Cine, de marzo de 2012.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s